Yogurt

Campaña Envases de Yogurt 

     

Esta campaña busca ​respuestas​ ​de​ las ​empresas lácteas​ ​sobre​ ​​ ​estos​ ​envases​ ​que​ ​actualmente​ ​no​ ​se​ ​pueden​ ​reciclar.  Consideramos  ​importante​ ​levantar​ ​esta​ ​problemática​ ​de​ ​un​ ​producto​ ​de​ ​venta​ ​masiva,​ ​motivar​ ​a​ ​las​ ​empresas​ ​a buscar​ ​soluciones​ ​y​ ​despertar​ ​la​ ​consciencia​ ​en​ ​los​ ​consumidores.​ ​​

¿Qué hemos averiguado?

La explicación técnica es que la etiqueta de papel adherida al pote de poliestireno deja este residuo sin interesados en el mercado.

¿Porqué no ponen la información en la tapa?  ¿porqué no cambian de pegamento? ¿porqué no los hacen de  otro material?

Vamos por parte. Toda la información no cabe en la tapa y no nos olvidemos que es a través de la etiqueta que se diferencian de las otras marcas.  Además, los envases son cada vez más delgados, lo que es bueno pensando en menos plástico por unidad, pero necesita la firmeza que le termina de dar la etiqueta en su estructura.

Otro punto a considerar es que unos pocos pesos de diferencia en la vitrina de refrigerados ponen en ventaja o desventaja rápidamente a uno u otro por lo que son muy cuidadosos en la toma de decisiones.

La tendencia hoy es buscar el monomaterial para facilitar el reciclaje. El hecho que pote, etiqueta y tapa sean de distintos materiales complica la separación y su reciclaje.

Pero mientras piensan qué es lo adecuado y conveniente, siguen acumulándose estos envases en los rellenos sanitarios convirtiendo en cómplices de este problema ambiental a todo quien lo compra.

Esta campaña cuenta con el  ​apoyo​ ​técnico​ ​de​ ​la​ ​Asociación​ ​de​ ​Consumidores​ ​Sustentables,​ ​AdC​ ​Circular,​ ​quienes​ ​se sumaron​ ​a​ ​la​ ​acción​ ​y​ ​promueve​ ​el​ ​uso​ ​del​ ​hashtag​ ​#adondevamienvase.

Te invitamos a ver paso a paso nuestra campaña