Huerta Urbana

Monica jardin de la Bely

 

Hola,  Soy Mónica del Jardín de la Bely

«Un Residuo, Un Recurso»

Queremos invitarte a que seas parte de la naturaleza dando inicio a germinar, sembrar y cosechar tus propios cultivos. 

Desde el Jardín de la Bely estaremos cooperando de manera voluntaria con Fundación ApplaH para apoyarte en este proceso.

Si necesitas contactarme directamente, puedes escribirme en la sección final de esta página o visitar directamente nuestro vivero en Redes Sociales o mejor aún si vas a Olmué no dudes en pasar. Estamos ubicados en Avda. Granizo 5851, Paradero 29 1/2. Región de Valparaíso. Chile

 

¿Qué semillas tienes para germinar?

Lechugas   Apio  Acelga   Cebolla 

 

Esas deliciosas lechugas
 

Materiales: Semillas, Tierra de buena calidad, un lugar donde sembrar. Puede ser una maceta de mínimo de tierra de 20 cms de profundidad  o directo en el jardín. Te sugerimos utilizar para germinar rollos de papel higiénico o bandejas de huevo para la etapa inicial. Mientras menos profundidad tenga la maceta, menos altura alcanzarán, pero saldrán igual.

Temporada:  Todo el año

Siembra:  Prepara tus rollos de papel higiénico (tu semillero), dándoles la forma y rellenando con la tierra.Humedece la tierra  y planta tus semillas. Te sugerimos para empezar poner sólo una o dos semillas por rollito de papel. Necesitan estar a oscuras por lo que es importante que queden cubiertas con una pequeña capa de tierra (1 cms app).  Deja tu almácigo a pleno sol para su óptima germinación.  En la tarde, si está muy frio es recomendable cubrirlas y protegerlas de las bajas temperaturas.

Si a los 5 días no han germinado puedes volver a intentarlo, no todas las semillas tienen la fuerza de germinar. Riega tu semillero con un difusor manteniendo siempre húmeda la tierra.

 

«Procura etiquetar con nombre de especie y fecha para hacer un seguimiento de tu cultivo»

 

Trasplante: Estas plantas tienen aproximadamente 2 semanas. Cuando tengan ya unas 5 hojas, abrimos el rollito por abajo para que las raíces queden liberadas y lo enterramos en el jardín (con rollo incorporado) o en la maceta que elegiste para que crezca tu lechuga. De esta manera las plantitas no sufren ningún trauma en el trasplante y el cartón quedará convertido en tierra al poco tiempo.

Ten la precaución en el trasplante de no cubrir las hojas con tierra ya que necesita realizar fotosíntesis y estas hojas serán el medio para hacerlo. En lo posible realiza el trasplante a una hora de poco calor y no olvides humedecer la tierra al final.

En el trasplante es normal que el primer día estén decaídas. No te preocupes que luego se reponen. Si hay mucho sol puedes darle un poco de sombra los primeros días.

El tiempo que demoren en crecer es relativo a la época del año pero aproximadamente  será de un mes y medio a 2 meses y medio.

«El riego debe ser moderado. Mueren más plantas por exceso de agua que por falta de ella«

 

 

 

 

Cosecha: Ahora que tu lechuga ha crecido no necesitas arrancarla de una vez. Puedes ir sacando sus hojas desde la base porque ella seguirá generando poco a poco más hojas, verás como te sorprende.  Si la parte central ha tomado altura es porque tu planta de lechuga ya quiere semillar y así asegurar sus subsistencia. Ha llegado la hora de pasar a la siguiente etapa.

 

 

 

 

 

Multiplicación de semillas: Para esta etapa debes dejar crecer el tallo floral que surge desde el centro de la lechuga. Te sugerimos disminuir el riego en esta etapa.  Emergerán botones que cuando reciban suficiente calor abrirán. Debes prestar atención, dentro del botón asomarán como pequeñas plumas individuales con cada semilla. Está diseñado para que viajen con el viento. Al abrir el botón y asomar la zona emplumada ya están listas para cosechar. Recorta la flor completa y en un lugar sin viento desármala y  asomarán sus semillas que podrás guardar y regalar a tus amigos y amigas.

 

 

 

 

 

 


 

Acelga

Materiales:  Semillas, Tierra de buena calidad, un lugar donde sembrar. Puede ser una maceta de mínimo de tierra de 30 cms de profundidad o directo en el jardín. Te sugerimos utilizar para germinar rollos de papel higiénico o bandejas de huevo para la etapa inicial. Mientras menos profundidad tenga la maceta, menos altura alcanzarán, pero saldrán igual.

Temporada:  Todo el año pero idealmente al término del verano

Siembra:  Prepara tus rollos de papel higiénico (tu semillero), dándoles la forma y rellenando con la tierra. Te sugerimos sembrar sólo una semilla, que tiene de forma de un mini asteroide ya que cada estructura, que se parece a un asteroide, tiene tres semillas en su interior.

Necesitan estar a oscuras por lo que es importante que queden cubiertas con una pequeña capa de tierra (1 cms). De día debe recibir sol, de noche procura dar abrigo o mantenerla en casa. A los 10 días ya debería estar germinando y asomando sus primeras hojitas. Si a los 10 días no ha germinado puedes volver a intentarlo, no todas las semillas tienen la fuerza de germinar.   Riega tu semillero con un difusor manteniendo siempre húmeda la tierra.

Esta planta no es tan exigente en calidad de suelo pero sí necesita buen drenaje. Cuando queda agua apozada, los hongos deterioran y matan la plantita.

 

Trasplante:  Cuando tengan ya unas 5 hojas, abrimos el rollito por abajo para que las raíces queden liberadas y lo enterramos en el jardín (con rollo incorporado) o en la maceta que elegiste para que crezca tu acelga. De esta manera las plantitas no sufren ningún trauma en el trasplante y el cartón quedará convertido en tierra al poco tiempo. Ten la precaución en el trasplante de no cubrir las hojas con tierra ya que necesita realizar fotosíntesis y estas hojas serán el medio para hacerlo. En lo posible realiza el trasplante a una hora de poco calor y no olvides humedecer la tierra al final. Si hay mucho sol puedes darle un poco de sombra los primeros días.

El tiempo que demoren en crecer es relativo a la época del año pero aproximadamente será de 2 meses y medio.

 

Acelgas de un mes aproximadamente

 

Cosecha: Ahora que tu acelga ha crecido. Puedes ir sacando sus hojas desde la base porque ella seguirá generando nuevas para seguir creciendo.  Si la parte central ha tomado altura es porque tu planta de acelga quiere semillar y así asegurar sus subsistencia. Ha llegado la hora de pasar a la siguiente etapa.

 

Multiplicación de semillas:  Te sugerimos disminuir el riego en esta etapa.  Emergerán ramitas que son fácilmente confundibles con maleza, estas se secarán y aparecerán unos pequeños meteoritos grises. Cuando esté bien seca podrás rescatar estas estructuras que  podrás guardar y regalar a tus amigos y amigas.

 

 


Cebolla

 

MaterialesSemillas, Tierra de buena calidad, un lugar donde sembrar. Puede ser una maceta de mínimo de tierra de 30 cms de profundidad o directo en el jardín. Te sugerimos utilizar para germinar rollos de papel higiénico o bandejas de huevo para la etapa inicial. Mientras menos profundidad tenga la maceta, menos altura alcanzarán, pero saldrán igual.

TemporadaPuede sembrarse todo el año.

Siembra:  Prepara tus rollos de papel higiénico (tu semillero), dándoles la forma y rellenando con la tierra.  Te sugerimos para empezar poner unas dos o tres semillas por rollito de papel. Necesitan estar a oscuras por lo que es importante que queden cubiertas con una pequeña capa de tierra (1 cms).  Para una germinación deben recibir sol. El primer riego debe ser más intenso y procura posteriormente mantener húmeda la tierra idealmente regando con un difusor. Si a los 10 días no ha germinado puedes volver a intentarlo, no todas las semillas tienen la fuerza para germinar. 

 

«Procura etiquetar con nombre de especie y fecha para hacer un seguimiento de tu cultivo»

 

 

Trasplante: Estas plantas tienen aproximadamente 3 semanas. Cuando estén de este tamaño, abrimos el rollito por abajo para que las raíces queden liberadas y lo enterramos en el jardín (con rollo incorporado) o en  la maceta que elegiste. De esta manera las plantitas no sufren ningún trauma en el trasplante y el cartón quedará convertido en tierra al poco tiempo.  Cada plantin debe sembrarse al menos a 20 cms de distancia entre ellas.

La cebolla necesita mucho sol para crecer. El tiempo que demoren en llegar a su etapa adulta es relativo a la época del año.  Si prefieres consumir este vegetal en su etapa tierna, puedes cortar sus hojas y mezclarlas en tu ensalada. Crecerán nuevamente y sólo ralentizará el desarrollo del bulbo.

Una vez que empiece a asomar el bulbo disminuye el riego a una vez o dos a la semana, dependiendo de la temperatura.  Cuando ya tenga un tamaño esperado para la cosecha, debes dejar de regar 15 días antes. Aproximadamente dará un bulbo desarrollado a los 4 meses.

 

«Si has escuchado cebolla variedad de verano o cebolla variedad de invierno, se refieren a la misma especie. Sólo es por la siembra en distinta estación«

 

Cosecha: Ahora que tu cebolla ha crecido debes arrancar la planta completa. Aprovecha sus hojas que has producido sin pesticidas que van muy bien en muchos preparados culinarios.  Si son muchas las cebollas recuerda guardarlas en un lugar seco y aireado. Idealmente colgadas para evitar que se pudran.

 

Multiplicación de semillas: Si quieres hacer semillas no debes cosechar la cebolla.  Debes dejar que continue creciendo y asome una hermosa flor que atraerá a muchas abejitas.   También es posible tomar esa cebolla de tu compra que con muchas ganas de vivir ha sacado brote en tu despensa.  Plántala y veras como igualmente asoma esa bella flor aproximadamente luego de unos 3 meses. Se debe regar manteniendo humedad en su tierra pero procura no abusar porque los bulbos son sensibles al exceso de humedad.

Emergerán botones y aproximadamente despues de un mes, dependiendo del calor, la flor se secará. Debes prestar atención, dentro de cada pequeña flor habrá una semilla. Corta la flor y sobre un papel puede ser de periódico con tus dedos masajea las flores secas y se soltarán las semillas que podrás guardar y regalar a tus amigos y amigas.

 

Dejemos que nos expliquen con más detalle en el Jardín de la Bely


Apio

Materiales:  Semillas, Tierra de buena calidad, un lugar donde sembrar. Puede ser una maceta de mínimo de tierra de 40 cms de profundidad o directo en el jardín. Te sugerimos utilizar para germinar rollos de papel higiénico o bandejas de huevo para la etapa inicial. Mientras menos profundidad tenga la maceta, menos altura alcanzarán, pero saldrán igual.

Temporada:  Las semillas de Apio puedes sembrarlas entre septiembre y febrero

Siembra:  Prepara tus rollos de papel higiénico (tu semillero), dándoles la forma y rellenando con la tierra.  Te sugerimos para empezar poner unas tres semillas por rollito de papel. Necesitan estar a oscuras por lo que es importante que queden cubiertas con una pequeña capa de tierra (0.5 cms).  Para la germinación deben recibir sol. El primer riego debe ser más intenso y procura posteriormente mantener húmeda la tierra idealmente regando con un difusor. Si a los 12 días no ha germinado puedes volver a intentarlo, no todas las semillas tienen la fuerza para germinar aunque las de apio tienen  muy buenos resultados.

«Al apio no le gusta estár a todo sol. Prefiere la sombra o semisombra con sólo unas 3 horas máximas de sol»

 

 

Trasplante: Estas plantas tienen aproximadamente 50 días y están listas para el trasplante. Como hemos mostrado anteriormente, si hiciste tu semillero en rollitos de cartón, abre la parte de abajo y siembra directo en la tierra, sin quitar el cartón. De esta manera las plantitas no sufren ningún trauma en el trasplante y el cartón quedará convertido en tierra al poco tiempo. No olvides humedecer la tierra al final.

 

«El apio: No me gusta que me mojen mis hojas 😉»

Cosecha: El tiempo que demoren en crecer es relativo a la época del año pero aproximadamente entre 100 y 180 podrías estar cosechando tus primeras ramitas que tienen aproximadamente unos 15 a 20 cms de altura.  Puedes ir cosechando sus ramas de a acuerdo a tu necesidad.

Multiplicación de semillas: Si quieres hacer semillas, procura no cosechar la parte central y permite que se suba. Esto significa que las ramitas centrales tratarán de subir para dar la flor y reproducirse.  Cuando ya hayan asomado las flores, disminuye el riego y espera a que se sequen idealmente a la sombra.

Una vez que ya están las flores convertidas en semilla, cortar la ramita y sacúdela suave dentro de un cartucho o sobre un periódico. Sus semillas son muy pequeñas y generalmente salen en abundancia, así es que podrás guardar y regalar a tus amigos y amigas.

 

Si quieres saber más no dudes en escribirme. Un gran abrazo

    Tu nombre (requerido)

     

     

    2 pensado en “Huerta Urbana”

    1. Excelente Idea, voy a sembrar la semilla de Lechuga que hoy me ha regalado una señora frente a la UVM , sede Rodelillo de Valparaíso.
      Ella andaba fotografiando el sector que no se encuentra ecologicamente bien cuidado.

    Responder a ApplaH Cancelar la respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *