Yogurt

Campaña Envases de Yogurt 

     

Esta campaña iniciada en marzo 2017 buscó ​respuestas​ ​de​ las ​empresas lácteas​ ​sobre​ ​​ ​estos​ ​envases​ ​que​ ​actualmente​ ​no​ ​se​ ​pueden​ ​reciclar.  Consideramos  ​importante​ ​levantar​ ​esta​ ​problemática​ ​de​ ​un​ ​producto​ ​de​ ​venta​ ​masiva,​ ​motivar​ ​a​ ​las​ ​empresas​ ​a buscar​ ​soluciones​ ​y​ ​despertar​ ​la​ ​consciencia​ ​en​ ​los​ ​consumidores.

¿Cómo lo hicimos?​ ​​

Se recolectaron envases en varias ciudades de Chile, gracias al apoyo de personas voluntarias motivadas en levantar el tema.   Nos contactamos con la Asociación de Consumidores Circular, quienes nos ayudaron a difundir la campaña.  

En Mayo de 2017 se enviaron cajas con envases, lavados, a los Gerentes de las empresas con mayor presencia en el país con una carta invitándolos a revisar el problema y se pusieran de acuerdo con la industria del reciclaje para buscar una solución

 

Nos reunimos en varias ocasiones con las empresas en donde fuimos además, informándonos de la complejidad de algo tan simple como un envase .

¿Qué averiguamos?

La explicación técnica es que la etiqueta de papel adherida al pote de poliestireno deja este residuo sin interesados en el mercado.

¿Porqué no ponen la información en la tapa?  ¿porqué no cambian de pegamento? ¿porqué no los hacen de  otro material?

Vamos por parte. Toda la información no cabe en la tapa y no nos olvidemos que es a través de la etiqueta que se diferencian de las otras marcas.  Además, los envases son cada vez más delgados, lo que es bueno pensando en menos plástico por unidad, pero necesita la firmeza que le termina de dar la etiqueta en su estructura.

Otro punto a considerar es que unos pocos pesos de diferencia en la vitrina de refrigerados ponen en ventaja o desventaja rápidamente a uno u otro por lo que son muy cuidadosos en la toma de decisiones.

La tendencia hoy es buscar el monomaterial para facilitar el reciclaje. El hecho que pote, etiqueta y tapa sean de distintos materiales complica la separación y su reciclaje.

Pero mientras piensan qué es lo adecuado y conveniente, siguen acumulándose estos envases en los rellenos sanitarios convirtiendo en cómplices de este problema ambiental a todo quien lo compra.

Hoy, después de más de cuatro años miramos atrás. Se valora que nos recibieran, no estaban obligados. Se valora que Nestlé hiciera un cambio parcial que permitía reciclar al menos el pote (etiqueta y tapa no), pero….

…cuando vez que una humanidad camina al precipicio y lo sabe, pero no está dispuesta a cambios tan mínimos como cambiar definitivamente un envase de un producto, es inevitable tener un sentimiento de decepción.

Dejamos de acercarnos a las empresas al menos con estos motivos. No será desde ahí que venga la solución definitiva. Porque su existencia se debe a las ventas y el consumo. Y ese es nuestro real problema. 

Si quieres saber más sobre el paso a paso de esta campaña, no dudes en escribirnos.

Esta campaña contó con el  ​apoyo​ ​técnico​ ​de​ ​la​ ​Asociación​ ​de​ ​Consumidores​ ​Sustentables,​ ​AdC​ ​Circular,​ ​quienes​ ​se sumaron​ ​a​ ​la​ ​acción​ ​y​ ​promueve​ ​el​ ​uso​ ​del​ ​hashtag​ ​#adondevamienvase.

 

Gracias por leernos.